miércoles, 30 de noviembre de 2011

Rosa única (Manuel Scorza - Lo adioses)

La hierba crece ahora
en todos los crepúsculos donde antes sonreías.

La hierba o el olvido. Es igual.
Entre mi dolor y tu silencio,
hay una calle por donde te alejas lentamente.

Hay cosas que no digo porque ciertas palabras
son como embarcarse en interminables viajes.
Para mi amor siempre tendrás veinte años.
Mientras yo cante en tus ojos habrá agua limpia,
porque ya para siempre
mi amor te rodea en cristal.

Puedes morir mil veces.
Inmutable en el camino estas.
Puedo olvidarte.
Mas olvidada, resplandecerás.

¿Qué son las luciérnagas
sino remotas luces
que extintos amadores antaño encendieron?
¿Qué son sino carbones
de hogueras que perduran,
tras que sus caras y sus bocas se rompieron?

Te digo que ni el rocío
con tu rostro se atreverá.
No envejecerá la muchacha
que, reclinada en mi sangre,
un día miro una rosa hasta volverla eterna.

Ahora la rosa eterna esta.
Yo la distingo única,
perfecta, en los jardines.
Por montañas y callaos
búscanla gentíos.
Solo mis ojos que tus ojos vieron,
la pueden mirar.
                   Manuel Scorza

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores